Técnicas para el cuidado de adultos mayores

cuidado personas mayores

Uno de los miembros del hogar más querido y que ha vivido muchísimos más años que los demás de la familia son los abuelos en general.

El cuidado de personas mayores es primordial, pues no poseen ya las mismas capacidades que tenían cuando eran jóvenes.

Debemos cuidar a nuestros mayores

Incluso son más propensos a contraer enfermedades, porque sus defensas están más frágiles debido al estado de su sistema inmunológico.

Su cuerpo trabaja más lento en todos los aspectos y por ello deben considerarse ciertos aspectos para el cuidado de los adultos mayores. Lo ideal es combinar esos cuidados físicos junto con el espiritual y emocional.

Este punto anterior de los cuidados desde el punto de vista espiritual y emocional son primordiales, puesto que así como son frágiles físicamente también lo es su estado de ánimo y su forma de asimilar lo que los demás les comunican.

Muchas personas caen en la frustración y se comportan con ellos de mala manera, acompañado de respuestas que pueden ser ofensivas, sin contar que cada persona adulta tiene una personalidad definida que se mantiene firme en todo momento y también cada uno posee dolencias y afecciones diferentes, debiendo tomarse todo esto en cuenta cuando se lleva a cabo el cuidado de ellos.

Existen lugares específicos que brindan apoyo y cuidado a las personas en sus últimos años de vida, allí cuentan con gran variedad de instalaciones y de atenciones.

Por otra parte, existen profesionales que se dedican a este tipo de cuidados pero desde el hogar de cada adulto mayor, donde se acoplan a las exigencias de la familia y a los recursos que ellos les brinden para el cuidado de los mismos.

En cualquiera de los dos casos, hay técnicas que facilitan el cuidado de las personas mayores y algunas de ellas te las mencionaremos aquí.

Primeramente, se debe tomar en cuenta que para ellos no es fácil asimilar el hecho de que necesitan mucha ayuda para realizar sus labores, así que el aspecto número 1 es la paciencia, dales tiempo si desean intentar ellos mismos llevar a cabo sus deberes y ayuda en la medida que puedas sin hacerlos sentir inútiles, ya que esto deteriora no sólo su estado físico sino también el emocional.

La higiene personal es otro de los aspectos imprescindibles, ya que se debe asegurar que estén bañados correctamente y que tengan en su cuerpo las lociones específicas para evitar la piel seca, por ejemplo.

El aseo igualmente no constituye únicamente a la persona, sino que engloba el cuidado de sus espacios, de la cama, su baño y su ropa.

Finalmente enfócate también en la alimentación, esto permitirá que los niveles en los valores corporales se mantengan dentro de un rango normal. Por supuesto, esto varía o se altera, si el paciente o adulto mayor que está siendo cuidado padece de una enfermedad que altere los valores, así que lo ideal es que consuman alimentos fáciles de digerir y sin muchos condimentos para evitar lesiones estomacales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*