Vitaminas más importantes para la salud

vitaminas mas importantes para salud

Las vitaminas destacan por tener como función principal el ayudar a optimizar el organismo y promover una mejor salud, incluso hay vitaminas tan esenciales que tienen la capacidad de cubrir gran parte de lo que el organismo requiere para mantenerse en óptimo estado.

¿Qué vitaminas son esenciales para una buena salud?

Es por eso que los profesionales de la salud aconsejan el consumo de alimentos saludables capaces de proporcionar diariamente los nutrientes que necesita el cuerpo; no obstante, muchas personas suelen preguntarse ¿cuáles son las vitaminas son las más importantes para la salud?

Y es por eso que a lo largo de este artículo hablaremos de aquellas que resultan indispensables para el organismo.

Las vitaminas se caracterizan por tratarse de sustancias cuya finalidad consiste en ayudar al organismo a conseguir los nutrientes y energía que necesita, con el propósito de hacer frente a cada día. Ahora bien, aunque existen diversos tipos de vitaminas, dentro de aquellas que destacan por tener una importancia especial en el organismo, se encuentran las siguientes:

Vitamina D

Destaca por ser la vitamina que ayuda tanto al crecimiento como al fortalecimiento del sistema óseo, ya que permite que el calcio sea absorbido.

Es preciso señalar que hay dos variedades de vitamina D, una es la D-2, la cual se puede encontrar en el pescado, aceite de hígado de bacalao, yemas de huevo, cereales integrales, hígado, champiñones y leche fortificada, etc.; mientras que la otra es la D-3, y se distingue por ser producida naturalmente por el organismo cuando el cuerpo se expone al sol durante 10-15 minutos (de preferencia, 3 veces por semana).

Esta vitamina resulta esencial debido a que un déficit de la misma podría terminar en degeneración macular, fracturas, hipertensión, diabetes e incluso cáncer de mama y/o próstata.

Vitamina A

  • La vitamina A resulta esencial a fin de poder disfrutar de una buena vista. Es posible conseguirla mediante la ingesta de frutas y vegetales verdes, amarillos y/o rojos, al igual que por el consumo de huevos y productos lácteos y alimentos de origen animal, incluyendo el pescado, el pollo, la ternera y el pavo.

  • Dentro de los principales síntomas causados por un déficit de esta vitamina se encuentran la sequedad en la piel, pérdida de vista, ceguera nocturna e infecciones respiratorias, además de otros signos de un debilitado sistema inmunitario.

Vitamina B-1

  • Resulta ser una vitamina indispensable dentro de la producción de glóbulos rojos, al igual que en el proceso de convertir en energía el azúcar e incluso para garantizar el adecuado funcionamiento del metabolismo. Un déficit de la misma podría causar una condición denominada “beriberi”.
  • Cabe mencionar que existen dos variedades de dicho trastorno, la primera suele afectar al sistema cardiovascular (generando hinchazón de las piernas y problemas para respirar), mientras que la segunda afecta al sistema nervioso (provocando dolor generalizado, vómitos y problemas tanto para hablar como para caminar, entre otras cosas).
  • El mejor modo de conseguir el aporte diario necesario de esta vitamina, suele ser con el consumo de alimentos como avena, nueces, cereales y semillas de girasol.

Vitamina B-12

  • La vitamina B-12 se distingue por tener un gran rol no solo dentro de la salud del sistema La, sino también en la producción de células sanguíneas. En este caso, las únicas fuentes naturales a través de las cuales poder conseguir esta vitamina consiste en alimentos de origen animal, entre los que se encuentran las carnes, los huevos y los productos lácteos.
  • Un déficit de esta vitamina podría conllevar a la depresión, inestabilidad emocional, pérdida de la memoria, e incluso a la reducción de los reflejos.

Vitamina C

  • Esta vitamina tiene como propósito ayudar a proteger las células frente a los daños causados por la acción de los radicales libres. Asimismo, resulta esencial dentro del proceso de producción de colágeno, el cual consiste en una proteína que se encuentra presente tanto en los huesos y tendones como en los cartílagos y ligamentos.
  • El déficit de vitamina C podría causar diversos problemas, incluyendo sobre todo debilidad, fatiga, dolor muscular, inflamación de encías, falta de apetito, irritabilidad, fiebre, diarrea y problemas para respirar.
  • Ahora bien, la misma se puede obtener a través de distintos alimentos, sobre todo los cítricos, al igual que mediante el kiwi, el melón, las fresas y fresones, los tomates, los pimientos verdes, las patatas y las verduras de hoja verde, incluyendo el repollo, el brócoli, las coles de Bruselas y la coliflor.

Vitamina K

  • De acuerdo con recientes investigaciones, la vitamina K se encuentra estrechamente relacionada tanto con la formación ósea como con la mineralización de los dientes; asimismo, ayuda a prevenir el desarrollo de la gingivitis.
  • Esa es la razón por la cual resulta muy importante obtenerla a mediante la dieta diaria con el consumo de los huevos, carnes, pescados, hortalizas de hoja verde (lechuga, espinacas, col, acelga, etc.) y también verduras como la coliflor, el repollo y el brócoli.

Vitamina E

  • Esta vitamina resulta esencial dentro de la formación de glóbulos rojos, al mismo tiempo que ayuda al organismo a usar la vitamina K de forma apropiada. Para conseguir el aporte necesario, se recomienda el consumo de nueces, semillas de girasol, hortalizas de hoja verde (la espinaca y el brócoli), aceites vegetales de maíz, cereales fortificados, jugos de frutas, etc.
¡Comparte si te ha gustado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*