¿Cómo la tecnología nos ayuda a luchar contra el cambio climático?

Los avances tecnológicos, sobre todo el descubrimiento y utilización de combustibles fósiles, han promovido el cambio climático; sin embargo, no se puede negar que dichos avancen también han logrado que las personas tomen conciencia en torno al impacto que el ser humano tiene sobre el planeta, fomentando así el desarrollo de técnicas que permitan afrontar el calentamiento global.

La tecnología puede ser un aliado para combatir el cambio climático

En cualquier caso, en esta ocasión estaremos hablando sobre varias innovaciones tecnológicas, las cuales pueden ser de ayuda para luchar contra el cambio climático y prevenir los daños que el constante incremento de las temperaturas globales podría llegar a tener.

La quema de combustibles fósiles con el fin de dar respuesta a la creciente demanda de energía, ha fomentado el incremento considerablemente de las emisiones de dióxido de carbono; sin embargo, pareciera que la innovación dentro del campo tecnológico podría ser de ayuda para hacer frente a la emergencia climática que tenemos delante de nosotros.

A continuación señalamos algunos ejemplos donde la tecnología representa un aliado ideal contra el cambio climático, lo cual no es de sorprender si consideramos que los gigantes tecnológicos suelen tener una enorme influencia sobre las decisiones de millones de personas.

En este sentido, al ser un elemento básico en la vida cotidiana, la tecnología se ha convertido también en una parte activa dentro del movimiento para combatir el cambio climático.

Disminución de las emisiones de CO2

  • Con el fin de disminuir las emisiones de CO2, se recurre a la tecnología de captura, almacenamiento y uso de carbono, lo cual realizan ciertos proyectos de Reino unido que tienen como propósito explorar tanto la captura como almacenamiento y utilización del carbono a partir de energías provenientes de residuos.

  • Estos proyectos prevén capturar alrededor de 10 millones de toneladas de emisiones de dióxido de carbono, lo cual equivaldría al nivel de energía utilizada cada año en Reino Unido dentro de más de 3 millones de viviendas, aunque en realidad, su objetivo consiste en deshacerse del 90% de las emisiones de CO2, tanto fósiles como biogénicas obtenidas de residuos provenientes de la planta de generación de energía mediante desechos, convirtiéndolas en carbono negativo.

Biomasa oceánica

  • Dentro del espacio oceánico existe la oportunidad de cosechar de forma sostenible, pero ¿qué exactamente? La respuesta es sencilla, algas, o mejor dicho macroalgas.
  • Cabe mencionar entonces que las macroalgas destacan por crecer con gran rapidez, siendo capaces de alcanzar alrededor de 2cm en medio día. Asimismo, son capaces de extraer el CO2 presente en el agua de mar, por lo que si logramos recogerlas manteniendo el carbono y luego aislarlo evitando que ingrese nuevamente al océano y/o la atmósfera, tendremos la solución.
  • Los proyectos enfocados en la recolección de algas a gran nivel actualmente se encuentran teniendo lugar por diversas organizaciones de investigación, las cuales pretenden lograr entre 2-3 cosechas de dichas macroalgas anualmente.
  • No obstante, antes de poder cultivar y cosechar estas algas, resulta preciso llevar a cabo un estudio para conocer de qué forma estos proyectos afectarían a los ecosistemas submarinos.

Baterías para vehículos eléctricos

  • Con el paso del tiempo, las baterías se vuelven más pequeñas y livianas, además de ser posible cargarlas en menor tiempo y de manera más periódica.
  • Así, mientras su peso y su precio siguen disminuyendo, las baterías logran ganar un papel más esencial dentro de la descarbonización en el sector del transporte, debido a que permiten que los vehículos eléctricos puedan ser más asequibles, lo cual podría dar lugar a una creciente integración de tecnología renovable.

Teletrabajo

  • La actual crisis sanitaria causada por la pandemia nos ha permitido ver que realmente existe la posibilidad de extender el rango de funciones que las personas son capaces de realizar desde sus hogares.
  • Así, de acuerdo con muchos expertos, el teletrabajo está aquí para quedarse, ya que representa una gran herramienta que permite hacer uso de la tecnología en resguardo del planeta, dado que ayuda a disminuir las emisiones generadas por transporte (tanto público como privado), al igual que aquellas producidas por las empresas.

Herramientas de Inteligencia Artificial

  • La siguiente generación de motores de búsqueda tiene que estar enfocada al apoyo de los objetivos sociales, y son varias las empresas emergentes que se encuentran desarrollando nuevas herramientas de inteligencia artificial que podrían ser de ayuda para lograrlo.
  • Comenzando por Alexa hasta llegar a Siri, y también a Google Home, el futuro se construye a través de la voz, sin embargo, ¿quién se encarga de escoger la fuente de información? Es justamente ahí donde la ciencia tiene que intervenir con el fin de poner consenso en la comunicación.

¿Reparar el clima?

  • El Centro de Reparación del Clima de la Universidad de Cambridge, se encuentra realizando investigaciones en torno a diversas ideas, las cuales podrían ayudar a reparar el daño generado a causa de contaminación producida por el ser humano. Dentro de sus postulados está la opción de congelar nuevamente los polos mediante la iluminación de las nubes que están sobre ellos, fundamentalmente rociando pequeñas gotas de sal alrededor del cielo con el fin de lograr que la radiación sea reflejada por las nubes de regreso hacia el espacio.
  • También consideran la posibilidad de “reverdecer” los océanos, al fertilizarlos con el propósito de incentivar el desarrollo de materia vegetal y algas que permitan absorber una mayor cantidad de CO2.

 

¡Comparte si te ha gustado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*