¿Cómo limpiar un sofá?

Las manchas suelen ser los mayores enemigos de cualquier tipo de sofá, y es que diariamente suele ser común que este mueble termine sucio y manchado por diversas razones.

En cualquier caso, es preciso señalar que es esencial ser especialmente cuidados a la hora de limpiar un sofá. Es por eso, que a lo largo de este artículo vamos a estar presentando diversos tips para llevar a cabo la limpieza de los sofás y lograr que queden impecables.

El sofá se caracteriza por ser el lugar favorito de todos los miembros de la familia, por lo que no es de sorprender que suela ensuciarse con gran facilidad.

Sin embargo, por suerte, existe una variedad de soluciones bastante simples que se pueden implementar para limpiar y mantener limpio un sofá, y a continuación lo explicaremos de acuerdo al material con el cual se encuentre tapizado, sea piel, tela o microfibra.

¿Cómo realizar la limpieza de un sofá?

Independientemente del tipo de sofá, existe un paso que resulta esencial antes de comenzar con su limpieza, y se trata de aspirarlo, y es que de esta forma es posible deshacerse del polvo, ácaros, pelos, migas de pan, etc.

Para hacerlo, es necesario retirar tanto los cojines como asientos del sofá, en caso de ser posible, y asegurarse de aspirar todos ellos de forma individual para después pasar a la superficie completa del sofá, incluyendo los recovecos.

En caso de que el sofá se encuentre pegado a alguna pared o tenga otros muebles muy cerca, será preciso separarlo a fin de poder aspirar igualmente su parte posterior y la de abajo, si es posible.

Para esto, es recomendable usar el accesorio del aspirador que posee forma de cepillo y/o el que posee boquilla plana, a fin de poder alcanzar las esquinas.

En caso de no contar con dichos accesorios, sería conveniente utilizar un cepillo de cerdas finas. Después, según el material del tejido del sofá, será preciso limpiarlo de un modo u otro, tal y como explicamos a continuación.

Los sofás de piel suelen ser un tipo de mueble muy común dentro de los hogares, razón por la cual resulta esencial conocer cómo mantenerlos apropiadamente cuidados y limpios a fin de evitar arruinar su aspecto y el de toda la habitación.

Afortunadamente, son muy sencillos de limpiar siguiendo los pasos señalados a continuación:

  • Dentro de las mejores soluciones para limpiar los sofás con tejido de piel o cuero, destaca el jabón para cuero, el cual es posible conseguir tanto en las tiendas especializadas como en las zapaterías.
  • Y es que únicamente hay que aplicar un poco de jabón en algún paño y después frotarlo encima del sofá, ya que el jabón no solo permite deshacerse de la suciedad, sino también nutrir la piel.

Otra solución eficaz a la hora limpiar los sofás de cuero suele ser la cerveza. En este caso, lo apropiado es aplicar un poco de cerveza en algún paño limpio y después pasarlo alrededor del sofá. Así además de limpiar el sofá, será posible impedir que se vea dañado y al mismo tiempo, lucirá brillante.

En el caso de querer limpiar un sofá de piel de color blanco, la mejor solución para recuperar su blanco original será utilizar un jabón de manos cremoso junto a un paño húmedo y liso bien caliente, al igual que guantes de goma.

En esta ocasión, hay que aplicar el jabón varias veces en el paño húmedo y después pasarlo sobre el sofá, limpiando de forma energética.

Otro tipo de sofá muy habitual, suelen ser los de tela, y a fin de mantenerlos en óptimo estado, resulta necesario saber cuáles son los detalles básicos acerca de su limpieza. Por eso, a continuación presentamos una de las técnicas más efectivas para lograr que queden perfectos:

  • Hay que comenzar preparando una mezcla con 1lt de agua tibia, 1 cucharada pequeña de bicarbonato y 1 vaso de vinagre (o zumo de limón, colado). Una vez lista la mezcla, se debe pulverizarla encima de las manchas y, utilizando algún pañuelo que no suelte pelusas, habrá que realizar movimientos circulares.
  • Inmediatamente será necesario repasar todo el sofá con un poco de la mezcla, a fin de evitar que queden diferencias visibles. Ahora bien, antes de aplicarlo, es importante probar la mezcla sobre una pequeña zona del sofá que no este a la vista para comprobar que funciona.

La mayor ventaja que poseen los sofás de microfibra, sin duda alguna consiste en la suavidad que ofrecen al tacto, y que mantenerlos en buen estado resulta más sencillo de lo que podría parecer; ya que solo hay que realizar lo siguiente:

  • Es necesario preparar un detergente natural usando 1lt de agua caliente junto a vaso y medio de vinagre de vino.
  • En seguida, hay que aplicar la mezcla sobre todo el sofá utilizando un pañuelo húmedo empapado para deshacerse de las manchas, y al mismo tiempo, desinfectar el tejido.
  • Finalmente, para conseguir un aroma agradable, conviene aplicar una gota de jabón de lavanda.
¡Comparte si te ha gustado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*