¿Qué síntomas de estrés son indicios para ir al psicólogo?

persona con mucho estres

Actualmente, el estrés se trata de un tema muy frecuente en la vida de las personas, y aunque en muchos casos parece ser algo negativo, lo cierto es que en ocasiones también podría ser necesario.

En este sentido, entre las mayores características de los seres humanos, destaca su capacidad para adaptarse al cambio, algo que siempre suele estar acompañado por cierto nivel de estrés, lo cual podría deberse tanto a situaciones negativas (enfermedades, fallecimiento de algún ser querido, despidos laborales, rupturas amorosas, etc.) o positivas, (comenzar una nueva relación sentimental, ascensos laborales, entre otras cosas).

En cualquier caso, decidir acudir a un profesional de la psicología, podría ayudar a las personas a mejorar su vida, al mismo tiempo que les ofrece la posibilidad de crecer tanto a nivel emocional como personal. Igualmente, podría ayudarles a enfrentar y superar posibles conflictos del pasado y restablecer el equilibrio dentro de sus vidas.

Sin embargo, considerando que no todos saben cuándo es el momento apropiado para acudir a estos profesionales, en este artículo queremos hablar sobre los síntomas de estrés que son indicios para ir a un centro médico de psicología.

Aunque muchas personas los pasan por alto, lo cierto es que los síntomas generados por el estrés podrían encontrarse afectando su salud sin que se den cuenta.

Así, por ejemplo, podrían creer que alguna enfermedad es la que les causa ese terrible dolor de cabeza, el insomnio habitual o reduce su productividad laboral; sin embargo, es posible que el estrés sea el motivo.

Por eso, existen ciertos síntomas a los cuales hay que prestar atención debido a que suponen indicios para buscar ayuda psicológica, y entre ellos están los siguientes:

Estar apático

El sentir apatía causa que no se tenga ilusión y no sea posible conseguirle sentido a la vida, los psicólogos podrían ofrecer a las personas diversas herramientas que les ayuden a conocerse mejor y descubrir sus deseos, talentos y prioridades, al mismo tiempo que les proporcionan el conocimiento necesario para poder planificar y diseñar su futuro de forma realista.

Sentir sufrimiento, tristeza o malestar la mayoría del tiempo

Aunque en cierta medida resulta normal que después de una situación negativa, las personas experimenten una gran sensación de confusión, vacío y dolor, debido a que forma parte del proceso de adaptación.

chica con mucho estres

En ciertas ocasiones, los eventos traumáticos podrían llegar a afectar negativamente la vida de las personas, haciendo que convivan cada día con el sufrimiento. Cuando esto ocurre, es apropiado acudir al psicólogo.

Vivir en el pasado

El dolor generado por el fallecimiento de algún ser querido o por una ruptura amorosa, entre otras cosas, consisten en eventos que no suelen superarse con facilidad, los cuales podrían afectar a las personas por un lapso de tiempo relativamente largo.

En ocasiones, es común creer que esos pensamientos y/o sentimientos van a desaparecer con el tiempo, sin embargo, no siempre sucede.

Por eso, en aquellos casos donde dicho malestar y dolor llega a volverse crónico, lo mejor suele ser optar por buscar apoyo psicológico.

Pensamientos negativos

Al no tener la capacidad de encontrar ningún aspecto que sea positivo dentro de la vida cotidiana y tener pensamientos que solo parecen ser negativos, es posible que esto solo se intensifique con el paso del tiempo llegando incluso a impedir que las personas no puedan llevar su vida de forma normal.

En este caso y cuando se vuelve común pensar continuamente, por ejemplo, en eventos catastróficos, tener obsesión por una idea o alguna clase de fijación, el recurrir a ayuda psicológica profesional puede ser de gran ayuda.

Aislamiento

Otro síntoma del estrés que supone un indicio claro para ir al psicólogo, suele ser en aquellos casos donde las personas deciden, de forma consciente o inconsciente, tienden a encerrarse en sí mismas debido a que consideran que el exterior solo representa una amenaza constante.

No tener control sobre la vida

Quienes llevan mucho tiempo padeciendo de estrés o ansiedad, por lo general no poseen un control real sobre sus vidas, ya que dichas emociones suelen afectarles de tal manera que llegan incluso a comprometer sus trabajos, sus relaciones con otros individuos (tanto a nivel social como amoroso), etc.

En estos casos, cuando después de probar diversos métodos (leer libros de autoayuda, hacer ejercicio, meditar, entre otras cosas) para solucionar el problema no se consigue un verdadero cambio, el ir a un psicólogo podría ser lo más acertado.

Miedo patológico

En esos casos donde las personas no son capaces de realizar ciertas cosas o dejan de llevar  cabo otras que les agrandan debido a que siente un miedo desmesurado, el cual incluso les impide salir de su hogar, relacionarse con otros individuos y hacer cosas que en el pasado realizaban con tranquilidad, sin duda, es un indicio de que se debe acudir a un psicólogo.

Además de los síntomas previamente señalados, el estrés también puede causar otros que al aparecer representan un indicio claro de lo importante que es buscar ayuda de un psicólogo.

En este caso, destacan síntomas como los siguientes:

  • Adicciones.
  • Hipocondría.
  • Ansiedad constante.
  • Problemas de comunicación.
  • Inapetencia sexual.
  • Experimentar un gran nivel de ira y agresividad.

Al experimentar varios de estos síntomas, resulta muy conveniente considerar que tal vez sea hora de ir al psicólogo para obtener la ayuda necesaria para enfrentar estos problemas y tener una mejor vida.

No es necesario esperar demasiado tiempo para decidir visitar a un psicólogo, sin embargo, hay ciertos síntomas que al notarse, suponen un claro indicio de que se debe tomar esta decisión.

¡Comparte si te ha gustado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*