Todo lo que debes saber para contratar una hipoteca para tu empresa

Normalmente, las entidades bancarias proporcionan hipotecas fijas y/o variables, cuyo propósito consiste en ayudar a las empresas a financiar la compra de inmuebles.

En cualquier caso, sin importar si quieres iniciar algún negocio nuevo, o si requieres liquidez para cubrir ciertas necesidades de tu empresa, lo mejor es apostar por una hipoteca para empresas podría suponer una decisión acertada.

¿Qué son las hipotecas dirigidas a empresas?

Las hipotecas para empresas destacan por ser un tipo de crédito que se concede a aquellas compañías que desean adquirir una oficina, local, nave, o cualquier otro tipo de inmueble para poder llevar a cabo su actividad empresarial.

Cabe mencionar que si bien el importe de financiación máxima podría variar dependiendo de la entidad bancaria a la que acudas, lo cierto es que en algunos casos podrías llegar a encontrar hipotecas que financian completamente el valor del inmueble.

Pero para poder acceder a este tipo de financiación es importante que tu empresa sea capaz de demostrar tanto su solvencia económica, como el hecho de que dispone de cierto tiempo de trayectoria en el sector, debido a que antes de otorgar el dinero, lo normal es que las entidades bancarias puedan comprobar que puedes devolver el importe solicitado dentro del plazo de tiempo acordado.

También debes saber que el tipo de interés de estas hipotecas puede variar, ya que las entidades bancarias toman en consideración diversos aspectos, por ejemplo, el importe solicitado, los plazos de devolución, el tipo de amortización, entre otras cosas.

Pero por lo general, el aspecto más relevante consiste en el tiempo, dado que mientras más tardes en realizar la devolución del dinero, mayores serán los intereses que tendrás que pagar.

Asimismo, es apropiado señalar que la mayor ventaja de las hipotecas para empresas se trata de que al ofrecer alguna garantía hipotecaria, tienes la oportunidad de agilizar los trámites necesarios para obtener la financiación, ya que los requisitos que debes cumplir usualmente resultan más asequibles, y además, el papeleo es igualmente menos complicado.

Requisitos para conceder una hipoteca para empresas

Para poder contratar hipotecas para empresas es importante que tu negocio pueda cumplir con una serie de requisitos, y si bien los mismos podrían llegar a variar según el banco al que acudas, lo cierto es que normalmente existen requisitos básicos como los siguientes:

  • La documentación correspondiente para poder certificar la actividad profesional de tu empresa, incluyendo su escritura de constitución, certificado de la Seguridad Social, y declaración de IVA.
  • Tu empresa tendrá que disponer de alguna propiedad inmobiliaria que esté totalmente libre de cargas o posea poca hipoteca, a fin de usarla como garantía de pago.
  • La negociación deberá estar al día con relación al pago de los impuestos correspondientes, y también con el pago de Seguridad Social y Hacienda.
  • Tu compañía deberá disponer de una cantidad de ahorros mínima, que tiene que de aproximadamente el 15-20% del valor total que tiene la propiedad a financiar.
  • Es preciso que el Balance de la empresa, y/o las Cuentas Anuales permitan verificar la solvencia de la empresa.

Ahora bien, debes tener encuentra que incluso si tu empresa cumple con cada uno de los requisitos anteriores, existe la probabilidad de que al final el banco termine denegando tu solicitud.

En estos casos es posible que se deba al hecho de que las entidades bancarias se encargan de realizar un estudio personalizado de cada organización, debido a que cada cliente es distinto, así que si esto ocurre, lo mejor será que acudas a alguna otra entidad.

Condiciones de este tipo de financiación para empresas

En este sentido, cuando de las condiciones que poseen las hipotecas para empresas se trata, resulta importante que sepas que las mismas suelen ser bastante similares a las de las hipotecas para particulares.

Y si bien cada entidad financiera o bancaria normalmente dispone de sus propias condiciones, las mismas que pueden llegar a variar con base al perfil de tu empresa, la verdad es que por lo general las hipotecas para empresas presenta las condiciones señaladas a continuación:

  • El importe máximo puede ser de un 70% del valor total del inmueble.
  • El plazo máximo para la devolución del dinero puede llegar a ser de una 20 años.
  • Es posible llegar a conseguir un tiempo de carencia.

¿De qué manera contratar una hipoteca para tu negocio?

Para contratar una hipoteca para tu empresa, debes comenzar determinando la cantidad de dinero que requieres, estableciéndola de la forma más exacta posible, debido a que conseguir una financiación menor o mayor podría tener repercusiones negativas sobre la economía de tu negocio.

Por eso, podría ser recomendable que uses algún simulador de hipotecas para empresas para descubrir cuáles son los intereses que podrás asumir.

Después tendrás que comparar las diversas ofertas que presenta cada entidad bancaria para escoger la más apropiada según las necesidades de tu compañía; recuerda que esta es una decisión de gran importancia, debido a que implica que tendrás que devolver el dinero a largo plazo.

Finalmente, para contratar una hipoteca para tu empresa, tienes que asegurarte de leer cuidadosamente la letra pequeña del contrato, ya que es posible que incluya condiciones que pudieran ser perjudiciales, aunque también podría ocurrir que aunque al inicio las características generales de la financiación no te parezcan lo mejor, al leer la letra pequeña descubras que es justo lo que requieres.

¡Comparte si te ha gustado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*